Fibra

celulosa.pro FIBRA

Aislante térmico y acústico premium

El aislante de fibra de celulosa es un revolucionario sistema de aislamiento térmico & acústico proyectado para la industria de la construcción, de comprobado éxito en EE.UU y los países Nórdicos de Europa y una innovación tecnológica en argentina por celulosa.pro

El aislante de fibra de celulosa se obtiene del reciclado de papeles y cartones contribuyendo enormemente al cuidado del medio ambiente.

En su elaboración salvamos miles de arboles, millones de m3 de agua y miles de barriles de petróleo ademas de reducir la polución del aire y agua en un 95%.

PRODUCTO

Un revolucionario y completo sistema de aislamiento

Fib2

Es el único aislante térmico, acústico y de control de condensación en una sola aplicación. Son fibras de celulosa preparadas especialmente y tratadas químicamente para resistir al moho y al fuego. Se aplica por rociado y se adapta a cualquier superficie. Combina un material natural como es la celulosa reciclada con el desarrollo y la aplicación proyectada. El resultado es un revestimiento monolítico fuerte y durable de espesor.
Una gran ventaja es que se comporta con total naturalidad como la madera, pues su capacidad de acumulación de calor es una característica de los aislamientos orgánicos, por eso es aplicado como aislamiento estival.
Como aislamiento térmico y acústico se reparte muy bien en todas las cavidades sellando todas las juntas o huecos donde se puedan generar corrientes de aire o convección.
Es resistente contra el fuego, el moho, la condensación y los insectos.
La instalación es menos riesgosa en términos de salud y más rápida.
Única solución en el mercado para la vivienda habitada en la que no hay que realizar obra para su aplicación.
Excelente protección contra las bajas temperaturas y ahorrador de energía.

CALIDAD

¿Qué controles se le hacen al aislante celulosa.pro para asegurar una buena calidad del producto terminado?

En celulosa.pro realizamos toda la producción mediante sistemas automatizados y monitoreamos el avance del producto a lo largo de todo el proceso productivo.
Tenemos un laboratorio especialmente preparado para cubrir todos los requerimientos de control de nuestra fórmula.
Allí hacemos ensayos de calidad periódicos sobre extracción de muestras de distintos lotes de producción.
Tenemos implementado un sistema de control de calidad altamente exigente que se inicia con el control de todas las materias primas que ingresan a la planta y se completa con la extracción de muestras y la realización de controles por parte de nuestro personal de control de calidad en puntos clave del proceso.

Características

La celulosa proyectada mantiene el espacio aislado con una temperatura estable que proporciona confort y un menor consumo energético.

Al ser aplicada por rociado directo, la celulosa proyectada logra una cobertura del 100% del los espacios llenando las grietas, costuras y cavidades, formando un revestimiento monolítico sobre el substrato que ayuda a reducir la infiltración de aire.

No posee costuras, cavidades o áreas libres que reduzcan su capacidad y eficiencia térmica.  El resultado es un producto instalado en forma eficaz con características de pérdida de calor excepcionalmente bajas.
Los aislamientos juegan un papel crucial en la construcción, un aislamiento no solo nos resguarda de los agentes externos (calor, frío, ruidos…), si no que además contribuye de manera muy importante a la reducción de energía en nuestros hogares y puestos de trabajo.

La celulosa es el aislamiento idóneo para todas las épocas del año. Nos protege del calor y el frío. Asimismo sus propiedades lo convierten en un aislante acústico excepcional. El aislamiento de celulosa es el único que combina la protección térmica, acústica y control de condensación en un solo material.
En beneficio de sus excelentes propiedades y sin incrementar el valor de la obra, conseguimos una disminución muy significativa del consumo de energía. Con ello contribuimos de forma importante a la protección de los recursos naturales y a la reducción de la emisión de CO2 a la atmósfera.
El aislamiento de celulosa es un verdadero producto de reciclaje. La materia prima la compone el papel de periódico preseleccionado de primera calidad y las sales bóricas de origen natural. El papel se deshilacha y se mezcla con las sales bóricas en un proceso especial, y así se obtiene el aislamiento de celulosa. Las sales bóricas sirven como protección contra el fuego y como medio de conservación y no son en absoluto dañinas para la salud.

Las oscilaciones de temperatura en el interior de la vivienda se minimizan, al no dejar traspasar el calor, este se queda dentro de la vivienda en invierno, mientras que en verano, la alta capacidad de absorción de calor nos proporciona una temperatura fresca en el interior.

Las celulosa proyectada aísla los ruidos externos brindando confort acústico interior. En su colocación dentro de tabiques de placa de yeso, elimina el SONIDO A HUECO y sella el 100% del espacio aún en situaciones desfavorables.

Cuenta con una densidad de promedio mayor a 50 Kg/m3 y una absorción para la totalidad de la cámara de aire. Estas características hacen que su incorporada resistencia al fuego sea superior al de otros aislantes con valores que varían entre un 22% a un 77%, según las distintas configuraciones de tabiques.

Alta protección contra el ruido:

También en esta área el aislamiento de celulosa aplicado sin juntas y de forma estanca ofrece grandes ventajas. En ensayos comparativos realizados en paredes intermedias, los valores de aislamiento acústico alcanzados fueron hasta 7 DB mejores en relación a aislamientos de fibra tradicionales.

Acondicionamiento Acústico:

Las fibras flexibles de celulosa proyectada reducen el nivel de energía sonora de las reflexiones que existen en el interior de un local reduciendo el tiempo de reverberación y haciendo que la voz y la música sean mas inteligibles.

Gracias a sus fibras cerradas, la celulosa proyectada impide que el calor y la habitual humedad reinante en el interior de estos espacios, toque la superficie fría de la cubierta que da al exterior, impidiendo así la formación de gotas de agua internas que suelen caer en el interior del local. Por lo tanto no es necesario colocar una barrera de vapor que por su condición impermeable anula la capacidad acústica del producto.

En el área de protección contra los incendios, cada vez se va consolidando más el aislamiento con celulosa en relación a materiales aislantes tradicionales.

Es lo que se ha constatado con ensayos de protección contra incendios realizados con gran éxito en elementos de construcción de las clases F30 y F90. El aislamiento de celulosa alcanza una de las valoraciones mas altas de materiales aislantes no inflamables.

La Celulosa Proyectada es uno de los métodos de aislación con mayor ahorro de energía en el mercado.

Gracias a su excelente capacidad térmica y forma de colocación tiene como principal objetivo el ahorro de energía además de incorporar confort en un hecho constructivo.

Sus características proyectadas le permiten reducir enormemente el consumo de energía tanto para calefaccionar como al refrigerar asegurándonos el cierre del 100% de los intersticios y evitando así fuga alguna.

No contiene ningún tipo de sustancias o aditivos que puedan resultar nocivos y es suave y cálido al tacto. No provoca irritaciones en la piel ni es agresivo y por ello, se lo considera como un material aislante inofensivo.

También es Verde en el cuidado del medio ambiente, ya que su materia prima esta basada en el reciclado de papel que unidos al ahorro y cuidado en su elaboración convierten la celulosa en un aislante que colabora enormemente en una construcción responsable con el cuidado del medio ambiente.

Previo a que la aislación sea instalada, se salva por cada tonelada de Aislación elaborada, el equivalente a 17 árboles, 1.850 litros de agua, 122 litros de petróleo y se reduce además la polución en aire y agua en un 95%.

El aislamiento de celulosa es un verdadero producto de reciclaje. La materia prima la compone el papel de periódico preseleccionado de primera calidad y las sales bóricas de origen natural. El papel se deshilacha y se mezcla con las sales bóricas en un molino especial, y así se obtiene el aislamiento de celulosa. Las sales bóricas sirven como protección contra el fuego y como medio de conservación y no son en absoluto dañinas para la salud.

VENTAJAS Y BENEFICIOS

  • Se puede aplicar a cualquier temperatura ambiente.
  • Alta eficiencia en aislamiento térmico y acústico.
  • No se deteriora con el paso del tiempo.
  • No propaga llama ni humos tóxicos.
  • Evita el anidamiento de roedores o insectos.
  • Inofensivo
  • Su inercia térmica permite control de condensaciones y control de la humedad ambiente
  • Regulador de la humedad. La higroscopía no altera la resistencia térmica, mantiene inalterables sus propiedades aislantes todo el año.
  • Posee una densidad promedio mayor a 50 Kg./m3
  • Excelente valor R y altísimos índices NRC y STC acústicos para cualquier conformación
  • Sella en un 100%  los espacios alrededor de los conductos y cajas de electricidad
  • Evita infiltraciones, puentes acústicos y térmicos
  • Reduce al mínimo la filtración de aire y forma una barrera térmica altamente eficiente y eficaz
  • Se puede aplicar por rociado a cualquier estructura
  • Evita el ataque biológico
  • Rápida aplicación
  • Se pega al sustrato y no se compacta
  • El proceso de instalación se comporta como un fluido que rellena todas las cavidades, formando un manto continuo
  • Capacidad Anti-fúngica La sal de boro añadida a la fibra de celulosa la convierte en un material anti-fúngico e imputrescible, ya que es un repulsivo contra insectos e impide la formación de hongos.
  • Su mayor ventaja es que se comporta como la madera, equilibrando puntas de temperaturas a la vez que tiene una gran capacidad térmica de almacenamiento, actúa de forma anticíclica durante 8/12 horas, manteniendo así el fresco matutino en verano durante las tardes. En invierno protege contra el frío de forma similar a como lo hace la madera